miércoles, 30 de agosto de 2017

El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde y Mary Reilly: El problema del doble.


En el siguiente ensayo comparativo se analizará: El extraño caso de Dr Jekyll y Mr Hyde, un clásico escrito por Robert Stevenson, y la película Mary Reilly dirigida por Stephen Frears, la cual es una adaptación de la novela de Valerie Martin que, a su vez, se basa en la de Stevenson.  
En ambas tramas predomina el desdoblamiento como base principal. Se basan en un hombre quien, a través de una pócima, logra transformarse en su lado malo. Por un lado, es el doctor Jekyll: amable, correcto y apuesto. Por el otro lado, es Hyde: extraño, malvado y de baja estatura.
Las descripciones de Hyde desde distintos puntos de vista en el texto literario se asemejan mucho.
Todas coinciden en la manera que se muestra: como un ser extraño, desagradable y difícil de describir. Se lo detalla como lo más lejano a un ser humano e incluso, se hacen comparaciones con animales poco agradables debido a su deformidad, poco fácil de explicar.
"El señor Hyde era pálido y diminuto; daba la impresión de una deformidad que no residía en nada concreto, desagrada su sonrisa." (Utterson)
En la película, en cambio, el señor Hyde se muestra muy distinto. No predomina en él lo desagradable, sino que tiene un buen aspecto físico, sin ningún problema motriz. En vez de ser el lado despreciable del Dr Jekyll, es su lado apuesto y lo que más lo diferencia, es su sentimiento de amor hacia Mary Reilly.
De esta manera se observan distintos conceptos teóricos analizados, como la otredad: es lo absolutamente otro, a lo que se teme, que sería Hyde, el personaje reprimido por Jekyll, quien sería la alteridad, el individuo cercano y aceptado por la sociedad. La ajenidad, es decir el descubrimiento del otro en sí mismo, se da por el deseo prohibído de Jekyll de ser otra persona, alguien malvado y con la posibilidad de hacer atrocidades sin sentir culpa.
La otredad se presenta en la novela cuando por ejemplo, Lanyon ve lo otro, es decir la metamorfosis de Jekyll, y finalmente muere:
"Giró sobre sí, vaciló, se aferró a la mesa y, con los ojos inyectados de sangre ocurrió un cambio. [...] Y lo repetí una y otra vez, viendo frente a mí, pálido y tembloroso, tanteando el aire con las manos como un hombre vuelto de la muerte, a Henry Jekyll”
En cambio, la metamorfosis en la película es presenciada por Mary en el laboratorio. Se utiliza un recurso audiovisual impactante: una forma va creciendo de a poco en el cuerpo de Hyde, semejante a un bebé, hasta que finalmente se transforma el doctor Jekyll.
Para la aparición de Hyde, Stevenson y Frears utilizan distintos métodos para mostrarlo. En ambos, se utiliza la doble casa y la doble ciudad: la mirada social se ve en la oposición de los lugares, como por ejemplo que los ricos están de un lado, mientras que los pobres se encuentran en los lugares descascarados de la ciudad, con la intención de ocultarlos para no ser vistos.
En la novela, se utilizan procedimientos literarios como metáforas, imágenes sensoriales y también visuales, que en algunos momentos logran impactar al lector.
Con las ventajas del cine, Frears pudo lograr más cosas como más oscuridad, un clima sobrenatural que caracteriza a Hyde. También, se utiliza un recurso estructural cuando se emplea el paralelismo entre el padre de Mary y Dr Jekyll, debido a su asimilación. En el caso del padre, lo que hace ver su parte oscura y malévola es el alcohol, mientras que con el Dr Jekyll, es la pócima la cual lo convierte en lo otro, en su parte reprimida.
Una escena demuestra su semejanza: mientras Mary hablaba con Hyde, él enfadado logra romper una taza con la mano, y esto le trae recuerdos a ella acerca de un temor que sintió cuando era niña cuando, al estallar una taza sin querer frente a su padre violento, éste la castiga.

En conclusión, se plantean distintos desenlaces en los dos textos. El suicidio de Hyde es el mismo pero por razones distintas: en el texto literario es por un problema de honra, por miedo de morir en el cadalso. Mientras que en el texto fílmico se debe al amor que siente hacia Mary, un sentimiento que antes no había aparecido.  
El sentido alegórico se basa en que todos seríamos malos y haríamos atrocidades, sino fuera por la culpa y el castigo.

1 comentario:

  1. Mucho mejor, Pili. Bien el enlace y el fragmento de la peli. ¿Lo editaste vos?

    ResponderEliminar